Biofertilizantes

INOCULACIÓN A SEMILLA Y TRANSPLANTE DE PLÁNTULA

El uso de las BPCV promueve las producciones agrícolas sustentables que no sólo aseguren una ganancia para el agricultor, sino también que se mantenga la capacidad productiva del suelo, además de generar un producto de calidad para el consumidor.

La importancia de las poblaciones microbiales en la rizósfera para un buen desarrollo de la planta está bien reconocida. La rizósfera es la zona que rodea las raíces de las plantas en el suelo. La actividad de las rizobacterias promotoras de crecimiento vegetal contribuye a un crecimiento más rápido después de la germinación; debido a esto se acorta el periodo en que la planta es pequeña y sensible a la competencia por parte de la maleza y fitoenfermedades.

La inoculación microbiana a la semilla de siembra y a la plántula en el transplante es una buena práctica agrícola que protege y fortalece al cultivo de manera excepcional. Millones de microbios habitan en la zona radicular de las plantas. Algunas plantas son capaces de aprovechar el trabajo de estos microorganismos para satisfacer sus necesidades hormonales y nutricionales. Los investigadores han trabajado arduamente en el aislamiento de nuevas rizobacterias que puedan mejorar los rendimientos de los cultivos. Se han reportado muchas nuevas asociaciones planta-microorganismo con el objetivo de satisfacer la demanda del incremento de productividad de los cultivos económicamente importantes. Resultado de algunas de las muchas investigaciones de este tipo, BT Agroindustrial pone a su disposición los siguientes microorganismos:

Azospirillum - AZPIMSIL (Fijador de nitrógeno)

Esta bacteria es capaz de fijar el nitrógeno del aire en las plantas y solubilizar el fosforo residual

Azospirillum + micorrizas – AZVAMSIL

A los beneficios del azospirillum le agregamos las bondades de los hongos micorrízicos de la especie