BIOFERTILIZANTES E INOCULANTES

BIOFERTILIZANTES: Insumos para el sector agrícola que están formulados a base de uno o varios microorganismos benéficos del suelo, en especial bacterias y/o hongos, los cuales viven asociados o en simbiosis con las plantas de los cultivos y, de una forma u otra, optimizan de manera natural su nutrición y crecimiento, además de ser mejoradores de suelo.

INOCULANTES: Un inoculante biológico (IB) es un producto a base de microorganismos: hogos y/o bacterias, que aplicados convenientemente a la siembra de la semilla, facilitan el crecimiento vegetal y aumentan o mantienen su rendimiento, con una dosis reducida o sin fertilizante químicos.

Las principales funciones de los Biofertilizantes son:

• Fijadores de nitrógeno del medio ambiente para la alimentación de la planta.

• Incrementan la solubilización y la absorción de nutrientes, como el fósforo y el zinc.

• Protectores de la planta ante microorganismos patógenos del suelo.

• Estimulan el crecimiento del sistema radicular de la planta.

• Mejoradores y regeneradores del suelo.

RECOMENDACIÓN DE APLICACIÓN: Se recomienda su aplicación en diferentes regiones donde se pretende: Conservar la riqueza del suelo, Mantener la producción agrícola con un ahorro sustancial Evitar la contaminación de aguas superficiales y acuíferos En la producción agrícola en suelos pobres en nitrógenos y/o fosfatos. En la producción vegetal a dosis reducidas de FQ nitrogenado y/o fosforado En la inoculación o producción de plantas en almácigo, vivero para operaciones de transplante. En la producción vegetal en sistemas hidropónicos y/o semihidropónicos En general, el procedimiento de inoculación de semillas con microorganismos benéficos debe repetirse cada vez que se siembra el cultivo específico vegetal, ya que en pocos suelos los IB permanecen por largos periodos de tiempo. La falta de conocimiento y experiencia en el empleo del IB de sus propiedades y potencial puede llevar al fracaso en su aplicación.

VENTAJAS EN SU USO

• 1- Permiten una producción a bajo costo

• 2- Protección del medio ambiente

• 3-Mantienen la conservación del suelo desde el punto de vista de fertilidad y biodiversidad.

Conclusión Los IB son una antigua y hoy moderna alternativa para el agricultor de baja, mediana y alta capacidad productiva que permite conservar la fertilidad del suelo, reducir la dosis de FQ, sin afectar negativamente el rendimiento del cultivo vegetal y un ahorro en el costo de producción si se maneja adecuadamente de acuerdo con las indicaciones del fabricante. Esta opción biológica es parte de las estrategias en la producción agrícola sustentable.