DESINFECCIÓN

La naturaleza nos ofrece una gran cantidad de elementos naturales que podemos usar como desinfectantes. Y a la vez, la utilización de estos mismos elementos nos ayudan a cuidar determinados aspectos de la naturaleza.

La desinfección es un proceso mediante el cual se eliminan los agentes patógenos reconocidos, pero no necesariamente todas las formas de vida microbianas, ya que existen diversos niveles de desinfección, desde una mínima reducción del número de microorganismos contaminantes hasta una esterilización total donde se eliminan todas las formas microbianas de vida.

Para tener éxito en una desinfección es necesario saber previamente la cinética de destrucción de los microorganismos a eliminar, es decir de qué modo muere una población, y qué parámetros inciden sobre este efecto.

Cuando una población bacteriana es expuesta a un agente letal físico o químico, se produce una progresiva reducción del número de sobrevivientes. Este comportamiento debe tenerse presente siempre, más aún en las técnicas de esterilización, donde el tiempo de exposición al agente es fundamental para alcanzar el objetivo buscado.

El efecto letal de un agente desinfectante cambia en relación a las distintas cepas, incluso dentro de una misma especie bacteriana. Existen además un conjunto de condiciones fundamentalmente ambientales que afectan la cinética de destrucción.

Dentro de estos se encuentran:
1) concentración del agente
2) tiempo de exposición
3) pH del medio
4) temperatura
5) presencia de materiales extraños
6) resistencia propia del microorganismo
7) número inicial de la población

1. Concentración del agente: A mayores concentraciones de desinfectante, menor es el tiempo de exposición para conseguir el mismo efecto.
2. Tiempo de exposición: Dada una concentración de desinfectante, existe un tiempo mínimo de acción que hay que respetar para conseguir el efecto buscado.
3. Ph: Entre otras cosas determina el grado de ionización del agente, siendo en general la forma no disociada la que atraviesa mejor las paredes del microorganismo.
4. Temperatura: El aumento de la temperatura aumenta el poder bactericida del agente, siempre que no lo desnaturalice. Así para temperaturas bajas, por lo general, por cada10ºC de incremento de esta, la tasa de mortalidad se duplica.
5. Presencia de materiales extraños: La presencia de materia orgánica influyen negativamente en la actividad de muchos desinfectantes, incluso llegando a inactivarlos. Por lo general forman cubiertas que impiden el contacto microorganismo-desinfectante, o se combinan con el agente formando compuestos inertes o menos activos, etc. Por esto es esencial un buen lavado de la superficie, antes de intentar un proceso de desinfección o esterilización.
6. Resistencia innata de los microorganismos: La eficacia de cada agente depende también de las propiedades características de cada microorganismo contra el cual se lo está aplicando.
Así el tipo de pared, la presencia de esporas, la fase de desarrollo, etc., modifican la resistencia.
Dentro de las formas vegetativas, es el género Micobacterium el más resistente. Luego dentro de los Gram (+) se destacan Staphyilococcus y Enterococcus.
Dentro de los Gram(-) Pseudomona, Klebsiella, Enterobacter, y Serratia son los más resistentes. 7. Número inicial de la población: Finalmente el número de la población bacteriana inicial es importante, porque a mayor número de microorganismos, mayor deberá ser la concentración del agente y su tiempo de exposición al mismo.

Los desinfectantes de origen natural, como Citrosil, elaborados a base de extractos de semillas de cítricos, han demostrado ser efectivos desinfectantes de superficies, instrumentos y equipo de trabajo, cultivos y alimentos. Sus ingredientes activos a base de ácidos contenidos en la semilla de los cítricos, son solubles en agua y son activos en medios extremos ácidos o alcalinos y pueden combinarse con agentes catiónicos, aniónicos y no iónicos sin perder efectividad. Muy utilizados para el lavado de frutas, verduras, pescados, mariscos, pollos y carnes, extienden la vida útil, y han demostrado eficacia contra E. Coli, Salmonella, y Listeria, entre otros patógenos. Son totalmente biodegradables y solubles en agua, aceites y ceras.

No cambian el color ni sabor de los alimentos proporcionando una mejor calidad y apariencia.
No necesitan enjuague.
Citrosil actúa mediante la destrucción de la membrana celular del microorganismo. El poder de eliminar gérmenes y bacterias se debe a la acción sinérgica creada por la reacción del ácido ascórbico (vitamina C) con los ácidos naturales. Esto le da a nuestro producto propiedades físicas y biológicas únicas activan la síntesis de las defensas naturales de las planta, tienen buena eficacia como preventivos y buenos efectos en el control de ataques de bacterias. Los ingredientes activos son extractos de cítricos, así como otros varios compuestos vitamínicos. Son productos que no tienen plazo de seguridad ni residuos. Se pueden aplicar en Agricultura Ecológica y también son muy interesantes para contemplarse en otros esquemas de producción agrícola.

Características de Citrosil
1. Es un producto 100% natural.
2. Citrosil 800 es un desinfectante de alto nivel y uso universal que actúa sobre bacterias, hongos, micoplasmas, virus y esporas.
3. Ha sido desarrollado y experimentado científicamente por más de 35 años en diversas partes del mundo.
4. Tiene una amplia gama de aplicaciones en beneficio de diversos sectores.
5. Su ingrediente activo lo constituyen extractos de semilla de cítricos por lo cual es totalmente biodegradable.
6. Posee una penetración rápida y eficaz con óptima estabilidad, inclusive en presencia de materia orgánica, suciedades y grasas.
7. 100% soluble en agua, alto poder germicida en aguas duras y suaves.
8. Su alto poder residual de hasta un mínimo de 72 horas, permite un mayor control de los microorganismos patógenos, y por su mecanismo de acción no crean resistencia al producto.
9. Excelente para la eliminación de microorganismos en aguas residuales, que se utilizan en la agricultura.
10. Puede aplicarse junto con algunos productos naturales para la eliminación de insectos, como los productos EcoInsect, ahorrando tiempo y mano de obra.
11. Por su poder selectivo, permite la eliminación de los microorganismos patógenos, sin dañar la mayoría de los benéficos.
12. Al no ser corrosivo, permite su utilización en equipos, vehículos, materiales de corte e instalaciones en general, que deban ser desinfectados regularmente.
13. Se recomienda no mezclarlo con productos minerales o aquellos con altos contenidos de Calcio, Magnesio y Cloro.
14. Contribuye a la germinación, cuando se aplica en el agua de riego desde la siembra.
15. Al ser utilizado en tratamientos preventivos, además de proteger los cultivos contra hongos, bacterias y virus, contribuye en la nutrición de la planta, lográndose un mejor desarrollo de los cultivos.
16. La desinfección de los sustratos, puede realizarse con uno o dos días de anticipación a la siembra, lo que permite además un mejor efecto desinfectante.
17. Versatilidad de aplicación, ya que puede hacerse por aspersión, nebulización o inmersión y a diferentes concentraciones.
18. Es muy efectivo en un rango de pH de 2 a 10 y temperaturas de hasta 130°C.
19. Prolonga la vida de anaquel de frutas, verduras y alimentos en general sin detrimento de sus características organolépticas.
20. Es estable a la luz, materia orgánica y temperatura.
21. Se puede aplicar en áreas cerradas en presencia de personas y animales. No es volátil ni tóxica.