Es un insecticida microbiano elaborado a base de conidias (esporas) altamente infectivas de uno de los hongos entomopatógenos más eficaces en el control biológico de la plaga de langosta: Metarhizium acridum. Estas esporas, al ser aplicadas sobre los insectos plaga de la familia Acrididae (langostas, saltamontes, chapulines, chochos), tocan su cutícula y por reconocimiento bioquímico se activan y germinan, formando sobre ellos, un apresorio que se adhiere a la cutícula y la penetra con una hifa que llega hasta al interior del insecto.

Una vez dentro, el hongo prolifera en hifas que producen y liberan toxinas las cuales provocan la degeneración del tejido haciendo que se pierda la integridad estructural de las membranas y luego provocando la deshidratación de las células por una pérdida de fluidos. Finalmente, la cutícula del cadáver a menudo se torna roja. Si la humedad del ambiente es lo suficientemente alta, crece en el cadáver un moho blanco que luego se cambia a verde cuando se producen las esporas (conidias). La muerte del insecto hospedero se alcanza a los 4 a 16 días después de la infección con una temperatura óptima de 22-33°C para un desarrollo rápido de M. acridum independientemente de lo seco o húmedo de la región.

Presentación líquida (1L, 4L, 20L).

PRODUCTOS RELACIONADOS

TURINSIL

BT+BMP

ACNEEM

KANELAKA