NUTRICIÓN

La FERTILIZACIÓN es el acto de proporcionar a la planta los fertilizantes.

La NUTRICIÓN es el proceso en el cual las plantas obtienen los nutrientes de los fertilizantes que se aplican al campo.

Fertilización y Nutrición vegetal son dos conceptos muy relacionados pero distintos.

Las plantas de un cultivo en particular pueden estar sobradamente fertilizadas pero al mismo tiempo pueden estar mal nutridas si de los fertilizantes aplicados no puede tomar los nutrientes que necesita para poder desarrollarse sana y abundantemente.

Por tanto, a la hora de planificar la fertilización se deben considerar aquellos nutrientes que son necesarios para un cultivo en particular y luego en los productos fertilizantes que los aporten.

Es importante considerar también los momentos oportunos en los cuales se deben aplicar los fertilizantes y los parámetros exógenos, es decir, aquellos que influyen en la correcta asimilación de los fertilizantes (tipo de suelo, sistema de riego, características del agua de riego, etc). Los parámetros exógenos pueden interferir en la asimilación de nutrientes dando como consecuencias plantas con crecimientos pobres, disparejos, con signos de desnutrición y con escasa producción de biomasa, granos o frutos.

Una fertilización correcta, con el fertilizante más adecuado y en el momento oportuno, tendrá como consecuencia una excelente nutrición de los cultivos.

Para que la planta utilice un elemento que haya sido añadido en un fertilizante, este elemento debe estar en el estado físico-químico que permita su captación, no puede estar retenido entre coloides o en lugares a donde no lleguen las raíces, etc.

Hay otros elementos que son beneficiosos por el hecho de que compensan efectos tóxicos o tienen funciones específicas menores, sin que sean esenciales.